12 de diciembre de 2011

Historia Orval

El monasterio de Orval fue fundado en 1070 y se integró en la orden Cisterciense en 1132. Destruido durante la revolución francesa, resurge de sus ruinas a partir de 1926.

La Leyenda...

La fuente Mathilde y la leyenda del nombre de Orval: Hacia 1076, la soberana de ORVAL era la condesa Mathilde, también duquesa de Toscana (Italia). Estando sentada en el borde de una fuente de claras aguas, por un descuido, dejó caer en ella su anillo nupcial, recuerdo de su difunto marido.

Desesperada por haber perdido esta joya, la condesa rezaba a la Virgen María con gran fervor.

De pronto, apareció una trucha en la superficie del agua, devolviéndole su preciado bien. Extasiada por el milagro, la soberana gritaba entonces: "¡He aquí el anillo dorado que estaba buscando!, ¡Bendito sea el valle que me lo devolvió!, ¡A partir de ahora y para siempre, quiero que sea llamado Val d'or!" (Valle de oro).

El símbolo de Orval "la trucha y el anillo de oro " ha conservado el recuerdo de esta leyenda. El agua de la fuente, su altivez, todavía alimenta el monasterio y su cervecería.

La historia...

En 1931 la construcción de una cervecería dentro del monasterio fue iniciada con el fin de conseguir fondos para la construcción de un nuevo monasterio.

Actualmente los beneficios generados por la elaboración de cervezas se destinan principalmente a obras benéficas, dentro de la tradición cisterciense.

Los monjes elaboran igualmente pan, queso y bombones de miel.

Reciben igualmente muchas personas que buscan retirarse durante un cierto tiempo y los visitantes del monasterio pueden visitar las ruinas clasificadas (protegidas) de la abadía antigua (Siglo XII-XIII).

La cerveza de Orval se elabora con agua de la fuente Mathilde (que juega un papel importante en el origen del nombre “Orval”), cebada malteada, lúpulo aromático y azúcar candeal blanco.

Lo más importante de la elaboración de la Orval es que sufre tres fermentaciones, y las tres tienen lugar a la temperatura de 15ºC. La primera fermentación (principal) se produce con levadura de alta fermentación en los tanques abiertos, donde se transforma el mosto dulce en alcohol y CO2; la segunda comienza durante el reposo, cuando se añaden las levaduras del tipo de fermentación espontánea, que seguirán con su trabajo hasta un año más tarde; y la tercera se produce en el momento de añadir de nuevo levadura de alta fermentación para la fermentación en botella, que durará de 5 a 6 semanas. La levadura de fermentación espontánea, recogida en estado salvaje en los alrededores de Orval, es capaz de transformar unos tipos de azúcares que otras levaduras no pueden, por lo que después de un año en botella, la Orval no contiene nada de azúcar.

La falta de azúcar, unida al sistema “dry hopping” que consiste en introducir grandes sacos de malla llenos de conos de lúpulo fino durante tres semanas en los tanques de reposo, con el fin de impregnar la cerveza de sus aceites esenciales, consiguen una cerveza única en el mundo.