11 de enero de 2012

Historia Duvel-Moortgat

La cervecería Moortgat creó su “Duvel” como cerveza de celebración después de la Primera Guerra Mundial, bajo el nombre de Victoria Ale. Albert Moortgat participó en el reto de elaborar su propia cerveza de tipo escocés y se fue a Escocia para conseguir una muestra de la levadura local, pero se encontró con la oposición de los cerveceros locales, que querían proteger la identidad de su producto. después de una larga odisea por muchas cervecerías, por fin consiguió una muestra de este tipo de levadura, base de su futuro éxito.

Hasta el dia de hoy se elaboran las cervezas de Moortgat a base de la misma levadura. El zapatero del pueblo, amigo del cervecero Moortgat, fue el primero en probar la nueva cerveza y la describió como “un verdadero diablo” (nen echten duvel), dando origen a su nombre definitivo, a partir de 1923.

Aunque Duvel era una palabra en dialecto de la flamenca Duivel (Diablo), su similitud hizo que todo el mundo la entendiera y considerara como algo distinto, con la atracción de lo peligroso y prohibido.

Así, la Duvel fue la primera cerveza belga con un nombre llamativo que conquistó el mercado belga por completo (no creo que exista un belga, sea wallon o flamenco, que no conozca la Duvel), creando una moda. De ahí que luego aparecieran marcas como Satan, Lucifer, Judas, Fruto Prohibido o Piraat.

Una cosa es imitar y otra conseguir el éxito. En un principio la Duvel era una cerveza “marginal”
para la cervecería Moortgat y no representaba más que el 5% de su producción. Hoy en día la Duvel supone el 85% de la producción de la cervecería, es decir, 289.000 Hl, cifra que hace soñar a sus imitadores.