29 de marzo de 2012

Historia Brouwerij de Block

Peizegem, era en 1823 una aldea de 1200 habitantes, pertenecía al municipio de Merchtem, un pueblo al norte de Bruselas, pero contaba con 6 cervecerias, más que el resto de Merchtem.
Por eso no es de extrañar que Louis De Block, nacido en 1864, ganaba su pan diario en este gremio cuando se casó en 1889 con Johanna Joostens, viuda del cervecero Jan Baptist De Block.
En 1887 fundo la cerveceria De Block en Peizegem y los siguientes años se marcaron por una 1expansión progresiva, en la cual participaron sus 3 hijos y 3 hijas.
Aunque Louis intentó convencer a su hijo Alfons DeBlock de seguir sus pasos, no era este el destino que Alfons había elegido : empezó los estudios para veterinario. Cuando el instituto para veterinarios cerró sus puertas durante la primera guerra mundial, decidió dedicarse a la elaboración de cerveza.
Cuando un año más tarde los alemanes confiscaron todo el cobre de la cervecería y desmantelaron así la cervecería, Alfons fue a trabajar en la cervecería central - nombrada por los alemanes - de Jozef Van Ginderachter de Merchtem.
En este periodo aprendió mucho y esta experiencia le ayudó después para llevar su propia cervecería basada sobre el principio de la calidad, lo que llevó a un negocio floreciente durante los años 20 y 30.
A finales de los años 40 quería retirarse en favor de su sobrino, el hijo mayor de su hermano, pero este tuvo un accidente y se murió, por lo que Alfons siguió con su trabajo y se casó en 1959 - a sus 60 años - con Maria Van Overstraeten, que le dio dos hijas : Mieke y Anneke.
Cuando Mieke se casó con Paul Saerens, este ultimo dejó su trabajo de abogado para dedicarse a la elaboración de cerveza.
Cuando Alfons De Block falleció en 1986, como el cervecero más antiguo de Bélgica, sabia que el futuro de su cervecería estaba asegurado con marcas como Satán y Abdij De Dendermonde.
La cervecería De Block es un ejemplo de una fabrica pequeña y artesanal, donde la cerveza se elabora a base de las mejores materias primas, y con el verdadero calor del fuego : las llamas debajo de la caldera le dan su color y calor tradicional y humano.

0 comentarios:

Publicar un comentario