2 de enero de 2015

Historia Einsiedler


El 29 de Agosto de 1885 se inscribe en el Registro Mercantil la Cervecería Einsiedler Brauhaus, por Emil Schwalbe, fabricante de maquinaria en Chemnitz.

En febrero de 1886, se llena el primer barril. La capacidad inicial era de 5.000 hl y, para agosto, se habían vendido 3.684 hl. de ellos. Este dato auguraba el éxito y la calidad de una cerveza que aún se mantiene en el tiempo.

En el año 1900, la venta anual se incrementa hasta los 37.000 hl.

En 1929 la producción llega hasta los 86.500 hl.

Con la crisis de los años 30 y el comienzo de la II Guerra Mundial, la producción disminuye considerablemente. La cervecería soporta bombardeos y destrucción. Con la ocupación soviética, se  reinicia la elaboración y en 1952 se alcanzan los 47.000 hl anuales. El crecimiento vuelve a ser rápido, en 1954, la producción aumenta hasta los 80.000 hl, y en 1959 hasta los 101.000 hl. En esos momentos, la empresa privada, pasa a manos del estado de la RDA.

Aunque se realiza el cambio de tipo de fuente de energía, del carbón al petróleo, la linea ascendente continua imparable y en 1972 se alcanzan los 260.000 hl. Con la instalación de la nueva planta de embotellado en 1977, y 10.000 cajas de cervezas diarias se envasan al otro lado del telón de acero.

Tras la caída del Muro de Berlín, la dirección de la fábrica es transferida a los descendientes de los últimos dueños. Esta privatización conlleva la consiguiente vuelta a la elaboración bajo la Ley de Pureza de 1516.

En los años posteriores, la modernización y el crecimiento es imparable. En el 2008 la producción llega a 420.000 hl.

Einsiedler es un término alemán que significa “anacoreta, ermitaño”, de ahí que la figura que aparece en el escudo de la Cervecería Einsiedler Brauhaus, representa a un ermitaño sentado en actitud de meditación.

Aunque el origen del apellido Einsiedel se sitúa en una familia de clase alta de Sajonia, no es descabellado pensar que en los Montes Metalíferos, próximos a la ciudad de Chemnitz, donde se sitúa la cervecería y cuyo clima es extremo en invierno, se hubieran asentado varios ermitaños en la Baja Edad Media que en aquella época estaba prácticamente deshabitado y cubierto de densos bosques,  características principales para la elección del lugar de estos personajes y, cuya influencia fue decisiva para elegir el nombre por parte de Emil Schwalbe.

0 comentarios:

Publicar un comentario