18 de octubre de 2017

Hofbräu München historia


La historia de la Hofbräu München, o HB, comienza en 1589. Por aquella época, el Duque de Baviera, Wilhelm V el Piadoso, concedió el permiso para fundar una cervecera en Munich para que abasteciese a su familia. La familia real Wittelsbach fue una dinastía gobernante de Alemania de los territorios de baviera desde 1810 hasta 1918 y del palatinado Renano desde 1124 hasta 1805. 

Conocida en un principio como la Braun Bier Hofbräuhaus. En un comienzo, de forma exclusiva para el Duque y familias de la élite muniquesa y solo para hombres. Dejando de ser exclusiva en 1829 por orden de Ludwig I, abriendo sus puertas al público y bajando los precios para que todos pudiesesn beber sus cervezas, así se convirtió en el centro de la vida pública y política de Munich y de toda Alemania. Parece ser que al rey Ludwig I le gustaban los festejos populares y, fue con los de su propia boda el origen lo que ahora conocemos como Oktoberfest.

Ya en el siglo XIX, en 1828 se abre la primera taberna en la Hofbräuhaus, y setenta años más tarde antes del cambio de siglo, se inaugura de forma oficial el primer restaurante de la cervecería. Es precisamente en ésta época cuando se produce un traslado parte de la producción (la guarda y almacenaje) a otro sitio menos céntrico, cerca del rio Isar para facilitar el transporte. que acabó siendo céntrico igualmente por el crecimiento de la ciudad, que abandonaron después para ubicar su fábrica en las afueras de Munich, pero dentro de los limites de la ciudad para poder llamarse cervecera muniquesa y poder participar en la OKTOBERFEST. El lugar donde se ubica la segunda cervecería también es local cervecería y se llama HOFBRÄUKELLER.  Un poco antes, en 1879 se registraba la marca de la casa con su logotipo, la HB con la corona real de Baviera, de manera, que ya desde hace más de un siglo, se encuentra protegida como marca registrada; siendo por este motivo una pionera, habiendo conseguido que ese logo con sus letras HB y la corona sean interpretadas en todo el mundo como símbolo de la cerveza alemana por excelencia, a lo que ha contribuido en gran parte, el ser una fija en las sucesivas ediciones del Oktoberfest

En 1935, y con el III Reich, al igual que sucedió con otras muchas empresas alemanas, cambió de nombre, y pasó a ser una empresa estatal siendo nacionalizada. Los bombardeos durante Segunda Guerra Mundial provocaron la destrucción de parte de la cervecería en 1945. Pero años más tarde, y gracias al "milagro alemán" en 1958 se reconstruye totalmente la sede, respetando fielmente los planos y el aspecto de la cervecería tal y como era en 1897, recuperando todo su esplendor. Más adelante, en 1966, fue renovada completamente una vez más, convirtiéndose en una de las atracciones turísticas más visitadas de Munich y en la más famosa cervecería del mundo. En sus más de 3.500 metros cuadrados se venden millones de litros de cerveza al año. Durante la época de la famosa Oktoberfest, la HB es una de las principales cerveceras patrocinadoras, que no para de servir su cerveza especial, elaborada específicamente para la feria.

0 comentarios:

Publicar un comentario